Picture
En su libro  "Basta de Historias" Andrés Oppenheimer propone 12 claves del Progreso, sugeridas luego de recorrer varios y diferentes países en sus constumbres, culturas, sistemas políticos y sociales pero que cuentan con un denominador común: hicieron de la educación una cuestión de estado al punto tal que en todas ellas la educación y especialmente los educadores son considerados por la sociedad toda excluyentes para erradicar la pobreza y alcanzar un desarrollo sustentable en el tiempo.

Resumen de la clave número 6: Démosles estatus social a los docentes"

¿Cómo convencer a los mejores estudiantes de que sigan carreras docentes en países donde los maestros no tienen el estatus social de otros profesionales y ganan salarios de hambre?

Por ejemplo Inglaterra ha convertido la docencia en la profesión más popular entre los graduados universitarios en apenas cinco años. Los ingleses se convencieron de que cada nombramiento de un mal profesor tiene consecuencias dramáticas para el país, porque puede resultar en hasta 40 años de educación de mala calidad para miles de estudiantes. Entonces estableció un sistema de selección de maestras basado en principios básicos usados por la empresa privada para seleccionar su personal: un alto nivel de conocimiento en matemáticas y lectura, buena comunicación con los niños, ganas de aprender y motivación para enseñar.

Hay dos sistemas de selección de maestros -según un estudio de McKinsey- el primero lo selecciona antes de que ingresen a la universidad para estudiar la carrera de docentes, como en Finlandia, y el segundo deja el proceso de selección para después de que se gradúan de sus respectivas carreras universitarias de docentes. Mientras que la mayoría de los sistemas mundiales utilizan la segunda opción, en los países de mayor rendimiento utilizan variantes de la primera. El no controlar el ingreso a las carreras docentes invariablemente lleva a una sobreoferta de candidatos a maestros. La segunda opción (seleccionarlos luego de egresados) tienden a que la formacion se convierta en un programa universitario de menor estatus, que a su vez convierte a la docencia en una profesión de menor estatus.

En cuanto a sueldos -el estudio- se señala que la clave no radica en dar aumentos generales a todos los maestros, sino en ofrecer mejores sueldos inicialesa quienes ingresan en la profesión, para atraer a las mentes más privilegiadas.

Finlandia, Holanda, Nueva Zelanda, Australia e Inglaterra están ofreciendo buenos salarios iniciales a sus maestros, colocando el grueso de sus recursos en el comienzo de la profesión docente, para atraer a los mejores candidatos, y proporcionando aumentos relativamente pequeños en los años posteriores, según su desempeño.

Algunos países para poder lograr lo anterior redujeron el porcentaje de maestros por aula y les fue bien. Es el caso de Corea del Sur y Singapur. Los dos países reconocen que mientras que el tamaño de las clases tiene un impacto relativamente menor en la calidad del aprendizaje de los estudiantes, la calidad de los maestros tiene un impacto mucho mayor. Con clases de 30 alumnos (contra el promedio de 17 alumnos por profeson en los países desarrollados) les permite duplicar los salarios de los maestros destinando el mismo porcentaje de recursos que los países industrializados.
 


Comments




Leave a Reply