A medida que crecemos perdemos la capacidad de equivocarnos. Como adultos estigmatizamos el error y creemos que es lo peor que puede suceder.
 


Comments




Leave a Reply